Los escritores se sirven de una serie de recursos para llenar sus textos de belleza y expresividad. Dependiendo del género que estén desarrollando, así como la preferencia de cada autor, escogerá uno u otro recurso. Entre los más utilizados están:

Personificación635992798386672964-148953701_stack-of-books-great-education

Con este recurso el autor otorga acciones o características propias únicamente de los seres humanos, a otros seres vivos o incluso a objetos. Es un recurso muy utilizado en literatura dedicada a los niños y niñas. Por ejemplo: Las arañas exhibían con orgullo sus creaciones.

Símil

También llamado comparación porque se basa en comparar dos términos, de los cuales uno es real y el otro figurado. Por ejemplo: “Pensamientos oscuros como la noche”.

Paralelismo

Utilizado sobre todo en el género lírico, consiste en repetir parte de la estructura de los versos. Por ejemplo “Tan libre como las aves, tan libre como la risa infantil, tan libre como la libertad”.

Hipérbole

Consiste en la exageración de los hechos a través del aumento de una cualidad o una cantidad. Por ejemplo: “brincó tan alto que alcanzó el cielo”, o “Estaba tan apurado que tocó el timbre un millón de veces”.

Repetición

A diferencia del paralelismo, el recurso de la repetición se emplea colocando la misma palabra varias veces de manera inmediata y no al inicio de cada verso. Por ejemplo “Estuvo preso preso por ser rojo rojo”.

Aliteración

Más que una palabra o una frase, este recurso busca la repetición de sonidos para causar un efecto concreto. Para ello, el autor escoge una letra y la combina en varias sílabas. Por ejemplo: “Los suspiros se van y silenciosamente se elevan sobre ella”.

Hipérbaton

Este recurso consiste en variar el orden de una oración que se consideran normales y a los cuales está habituado el lector o espectador. Por ejemplo “Latir su corazón yo oía a la distancia”.