Con el avasallante desarrollo de las tecnologías de información, muchos paradigmas fueron cambiados: la comunicación, las relaciones humanas, los modos de producción, etc. Incluso se llegó a vaticinar la desaparición del libro físico por la aparición del libro digital. Sin embargo, las tecnologías de informacióimages-1n, lejos de acabar con la literatura en papel, han servido de grandes promotores de nuevas y antiguas obras.

Los lectores se frotan las manos ante la posibilidad cada vez más exponencial de disfrutar de obras literarias de todas partes del mundo disponibles en físico o digital. Mientras tanto los escritores deben competir con cada vez mayor número de creadores, por lo que es vital que un escritor -una vez concluida su obra- sepa cómo utilizar las herramientas de promoción que están al alcance de su mano.

Redes Sociales: Excelente aliado

Bien sea una primera obra o un autor reconocido, hacer uso de las redes sociales para anunciar la publicación del nuevo libro es una metodología muy eficiente. Es importante contar con un blog personal en donde se profundice la información del autor y del libro, así como una cierta “campaña de intriga” sobre el libro a editar. Para este fin también funcionan otras redes sociales, como Facebook. Por otra parte, Instagram y Twitter pueden ser utilizados para lanzar frases interesantes del libro que inviten a los lectores a buscar más información.

Concursos literarios

Existen en América Latina cientos de premios que ayudan en la promoción de las obras ganadoras, aparte de recibir algún premio (pequeño o no) para el autor. Investigar cuáles páginas proporcionan la información más completa también es excelente opción. Hay premios que requieren una pequeña inversión, ya que ameritan enviar varias copias del libro a una dirección física, mientras que otros premios permiten el envío de la obra en digital vía correo electrónico. Todo dependerá del tipo de concurso.